viernes, 3 de octubre de 2014

EN EL CORAZÓN DE JABALCÓN




Zújar y el Cerro de Jabalcón. Años noventa






Dedicado a mis amigos zujareños 


Me entero por La Opinión de que, a mediados de octubre, el Partido Popular de Zújar denunció que el alcalde socialista y sus concejales apoyaron con su voto en el pleno municipal la firma de un convenio con Endesa, para la construcción de una central hidroeléctrica –ojo al dato–, en el corazón del emblemático Cerro de Jabalcón. Así, el Ayuntamiento de Zújar cede, sin condiciones, a la empresa el derecho de superficie durante cincuenta años renovables. ¡Al negocio, señores! Tanto el Partido Popular como el Partido Andalucista se opusieron al proyecto, porque entienden que el Cerro de Jabalcón es un tesoro patrimonial que debe seguir dependiendo del pueblo, aunque está incluido en el Plan Especial de Protección del Medio Físico. Acusan, además, al alcalde de oscurantismo y de tratar de confundir a los zujareños. 



La Sagra










Hace quince años, al escultor Eduardo Chillida se le ocurrió la ‘parida’ de vaciar la gigantesca pirámide de Tindaya, en Fuerteventura. Quería excavar en su corazón una caverna cúbica de 50 metros de lado con dos chimeneas abiertas al Sol y a la Luna, pero aquello sólo se podía hacer a golpe de explosivos y con trenzados ocultos de acero, de manera que el artista se equivocó de montaña. Y en marzo pasado, causó estupor el proyecto de ampliación del complejo turístico Los Collados de la Sagra, que constaba de 34 apartamentos, 14 bungalós, un centro social, aparcamientos, pistas deportivas..., en una superficie de diez hectáreas, pero en suelo no urbanizable. Según el alcalde de Puebla de Don Fadrique, contaba con los informes favorables de la Delegación de Obras Públicas y de la Diputación Provincial. Sin embargo, ‘Ecologistas en Acción’ denunciaba que, en esta especulación urbanística existía también un proyecto para un campo de golf, con 18 hoyos, así como la construcción de 350 viviendas de lujo, con hoteles, restaurante y helipuerto. Un pelotazo. El caso es que la Asociación Ecológica-Cultural Joven de la Sagra, junto a otras asociaciones ecologistas y partidos políticos, presentaron sesenta alegaciones al proyecto, movilizaron a los poblatos –otros, escribimos en los periódicos– y, al final, de aquel proyecto nunca más se supo.


La montaña de Montevive

 A primeros de diciembre del 2006, en un artículo denunciaba que “a un km del ‘vertedero de escombros y sustancias tóxicas’ de Las Gabias –según el proyecto de la Diputación, que están construyendo actualmente–, se encuentra Montevive, la montaña que ya es casi plana, de donde sacan el estroncio. Pues bien, en el 2005, la Consejería de Medio Ambiente elaboró un informe, que textualmente dice: ‘La mina de la Aurora es la mayor devastación provincial en un área de estas características, y la montaña de Montevive ha sido transformada en una escombrera...’ y advierte que ‘la cantera no cumple la Ley 8/2003 de la Flora y Fauna Silvestres de Andalucía (...),  la cubierta vegetal ha sido devastada’”. Hace unos días, la Real Academia de Bellas Artes criticó las actuaciones de explotación minera, que están provocando “profundas y preocupantes transformaciones, hasta el punto de que corre el peligro de desaparecer por el arrasamiento de superficie externa y las extracciones de mineral”. Hay que alabar que la Academia trate de preservar el Cerro de Montevive, pero creo que ha llegado demasiado tarde.



Uno se ha criado teniendo por horizonte la montaña sagrada del Cerro de Jabalcón, símbolo espiritual de los bastetanos y guardián de la comarca de Baza, pues desde cualquier pueblo se puede admirar la belleza del cerro. Y así como la pirámide de Tindaya era el símbolo espiritual de los majoreros, desde hace 3.000 años, lo mismo podemos decir de nuestro querido Cerro de Jabalcón (de jabalón, cruzado con balcón. Arq. Madero ensamblado en uno vertical para apear otro horizontal o inclinado). Incluso he subido a su cumbre para celebrar con los zujareños la famosa romería de la Virgen de la Cabeza y, mientras los cofrades pagaban de su bolsillo la comida de los miles de romeros, el Ayuntamiento miraba para otro lado. Que no esperen que nos quedemos de brazos cruzados viendo cómo unos ‘ganapanes’ hacen negocio con el Cerro de Jabalcón, el símbolo del Altiplano. En el corazón de la comarca de Baza. Dicen que la estupidez, la ambición y la ignorancia mueven el mundo, por eso sería aconsejable declarar a Jabalcón como Espacio Natural Protegido, para evitar estos saqueos.




Publicado en La Opinión de Granada, el 13 de noviembre de 2007
 


Posdata: han pasado casi siete años y de los proyectos de la central hidroeléctrica, en el Cerro de Jabalcón, y la ampliación del complejo turístico, en Los Collados de la Sagra, nunca más se supo gracias a Dios. Es más, la empresa de Los Collados de la Sagra tuvo que vender el restaurante. En cuanto a la montaña de Montevive, la empresa minera despidió a los pocos empleados que tenía y dejó de sacar estroncio, de manera que aquello lo tienen cerrado. El estroncio es un mineral muy peligroso que contamina el agua y el aire, precisamente, un médico me dijo por esa época que en Las Gabias había cánceres de estómago y otras enfermedades debido a la contaminación del estroncio y a los abonos del campo. Entonces el agua que bebíamos allí era de los pozos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario